Información comercial 902 101 668

Preguntas frecuentes

Siempre al lado de nuestros clientes.

GOOTEM GR

¿Cuándo resulta interesante incorporar un radiomódem en el sistema de telecontrol de riego?

En los casos en los que el centro de control se encuentra ubicado a mucha distancia respecto a las fincas a controlar, se hace necesario el uso de un radiomódem que enlace a las unidades concentradoras con el PC. El alcance máximo de un solo radiomódem es de hasta 20Km.

Tengo varios cabezales de riego que abastecen a una misma comunidad, pero están repartidos por distintas zonas. ¿Igualmente me sirve el sistema Gootem GR?

Sí, aunque haya más de una estación de bombeo o de abonado, no hay problema a la hora de gestionarlo todo desde el PC. Tampoco importa la distancia a la que estén separados

Está lloviendo, ¿cómo puedo parar el riego para no gastar agua?

El sistema registra los datos de pluviometría a través de la estación meteorológica opcional. Estos datos se mostrarán por pantalla y será el usuario encargado el que decidirá si se debe parar o no el riego con solo un "clic" de ratón.

Tenemos la comunidad automatizada con otro sistema, ¿se puede utilizar Gootem GR para centralizarlo?

En principio no, ya que nuestro sistema no es compatible con otros. Lo único que podemos ofrecer al respecto es que conforme se vayan estropeando las unidades remotas del sistema instalado se sustituyan por unidades nuestras y poco a poco se obtenga la completa centralización.

¿Existe realmente un ahorro de agua y energía?

Sí. El sistema Gootem GR ofrece varias herramientas que logran ahorrar hasta un 60% de agua. La que actualmente está dando mejores resultados es el sensor de humedad, ya que permite saber cuándo hay que parar de regar para que el árbol obtenga suficiente agua. Las otras dos herramientas son la estación meteorológica, que informa de la cantidad de lluvia recogida para determinar si es conveniente anular un riego programado, y por último las lecturas de contadores, que permiten detectar anomalías en el caudal habitual de cada parcela, lo que suele suponer algún reventón.

GOOTEM MN

¿Cuándo resulta interesante incorporar un radiomódem en el sistema de telecontrol de riego?

Si el usuario desea tener un control a tiempo real de su finca y los técnicos dan el visto bueno, se puede lograr una comunicación instantánea entre los elementos de Gootem MN.

Tengo mi finca funcionando con cable pero me interesa centralizar todo el sistema y controlarlo desde un PC, ¿Es necesario eliminar toda la instalación que tengo ahora mismo?

No, en absoluto. El sistema Gootem MN es perfectamente adaptable a una instalación que ya esté hecha. Mediante unos pequeños módulos modbus fabricados por Electronobo se puede centralizar todo el sistema en un PC, con lo que evitamos una inversión inicial automatizando perfectamente todo el jardín.

Tengo varias fincas repartidas por distintas zonas, e incluso alguna fuera de la ciudad, ¿me sirve igualmente el sistema Gootem MN?

Si, para el sistema Gootem MN no hay ningún problema en poder controlar cualquier finca en cualquier parte del mundo.

Está lloviendo, ¿cómo puedo parar el riego para no gastar agua?

El sistema detectará automáticamente la cantidad de agua que esté lloviendo, y parará automáticamente de regar. Mediante el PC o el Programador Avanzado, el usuario previamente tendrá que haber configurado los umbrales de paro de riego. En caso de no haberlo hecho, también se puede parar todo el riego con un solo "clic" de ratón.

Tengo mis fincas automatizadas con otro sistema, ¿puedo utilizar Gootem MN para centralizarlo?

En principio no, ya que nuestro sistema no es compatible con otros. Lo único que podemos ofrecer al respecto es que conforme se vaya estropeando se sustituya por unidades nuestras y poco a poco se obtenga la completa centralización.

¿Existe realmente un ahorro de agua y energía?

Sí, ya que en la actualidad suele ser complicado que el propietario de las fincas tenga tiempo para ir a parar el riego en caso de lluvia. Además, gracias al sensor de humedad conseguimos regar la cantidad necesaria para cada planta o árbol, parando el riego cuando ésta ya tiene suficiente. De este modo conseguimos gastar la cantidad justa de agua, y por consiguiente ahorramos en la energía que conlleva bombear esa agua desperdiciada.